Skip to content


Nunca fuimos animales

mesaEl lenguaje articulado parece un ejemplo de hysteron proteron, algo que ocurre al final pero aparece al principio. Considerada linealmente, la vida humana comienza con la adquisición del lenguaje, a la que sigue (y acompaña) una larga infancia de juegos y socialización, necesitada de la presencia adulta. La maduración sexual viene a poner fin a ese periodo de inocencia que transcurre íntegramente en el dominio simbólico (o lingüístico, o de mitos y narraciones). ¿Qué ocurre si ese encadenamiento no reproduce el orden en el que las cosas transcurrieron? ¿Si, efectivamente, como parece, la larga infancia precedió durante más de un millón de años, a la emergencia del homo sapiens?

El lenguaje articulado parece un ejemplo de hysteron proteron, algo que ocurre
al  final  pero  aparece  al  principio.  Considerada  linealmente,  la  vida  humana
comienza  con  la  adquisición  del  lenguaje,  a  la  que  sigue  (y  acompaña)  una
larga infancia de juegos y socialización, necesitada de la presencia adulta. La
maduración sexual viene a poner fin a ese periodo de inocencia que transcurre
íntegramente en el dominio simbólico (o lingüístico, o de mitos y narraciones).
¿Qué ocurre si ese encadenamiento no reproduce el orden en el que las cosas
transcurrieron?  ¿Si,  efectivamente,  como  parece,  la  larga  infancia  precedió
durante más de un millón de años, a la emergencia del HS?

Posted in Bioantropologia.